Quiche de portobellos, puerros y cecina

No estaba muerta, estaba de parranda…. Sí queridos, después de unas merecidas vacaciones, de vuelta ya a la rutina y como no, al blog.

La quiche es una tarta salada, receta francesa que se ha extendido ya a todo el mundo y que resulta, además de deliciosa, muy socorrida para comidas, cenas, meriendas o incluso desayunos contundentes. Además, está igualmente rica de un día para otro.

No sé cómo he tardado tanto en poner una receta de quiche ya que la hago muy a menudo, aunque tengo que admitir que suelo hacerla con una lámina de hojaldre y no con masa quebrada, porque con hojaldre además de ser más rápido y fácil, el resultado es mucho más ligero. El relleno, sinceramente, depende de lo qué tenga por la nevera, ya que con todo está buena, con verduras, pescados (en especial salmón), jamón, pollo, con todito, todo!

Hoy os la traigo de portobellos que son unas setas que a mí me encantan y que además se encuentran muy fácilmente en cualquier súper. Un toque de cecina y puerro, veréis qué delicia y cómo vais a repetirla más de una vez. Esta es la receta la original, con su masa quebrada, pero ya sabéis el truco del hojaldre :) probadlo y me contáis con cuál os quedáis.

A por la receta!

Quiche de portobellos, puerros y cecina

Ingredientes

Para la masa quebrada

  • 250 g de harina de trigo
  • 125 g de mantequilla
  • 60 ml de agua fría
  • 1 pizca de sal

Para el relleno

  • 1 bandeja de setas Portobello o setas de las que más os gusten
  • 2 puerros
  • 1 cebolla morada
  • 1 ajo
  • 3 huevos
  • 125 ml de nata, leche vaporizada o leche normal, al gusto
  • 150 g de queso emmental rallado
  • 4 lonchas de cecina
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Comenzamos con la masa: Tamizamos la harina y la mezclamos con la sal. Cortamos la mantequilla en dados y mezclamos todo con las manos, hasta que nos quede una masa desmigada. Añadimos el agua y seguimos amasando hasta que nos quede bien unida la masa. La envolvemos en papel film y la dejamos reposar 10 minutos.
  2. Lavamos los puerros y los picamos muy finos con la cebolla, y lo ponemos todo en una sarten con un buen chorro de aceite. Lo dejamos que se haga a fuego medio.
  3. Una vez que esté dorado el sofrito, añadimos los portobellos troceados y lo dejamos dorar unos 10 minutos a fuego medio. Retiramos y reservamos.
  4. Sacamos la masa del film, la extendemos con un rodillo y la colocamos sobre un molde, previamente untado con mantequilla, sin estirar, presionando para que se adapte a la forma.
  5. Envolvemos con papel film y lo dejamos reposar en la nevera 1 hora.
  6. Precalentamos el horno a 180ºC.
  7. En un recipiente batimos los huevos y añadimos la leche o nata, la pizca de sal. Vertemos los puerros y los portobellos a la mezcla de huevos y revolvemos para que se mezclen bien los ingredientes.
  8. Sacamos el molde de la nevera, y con un tenedor pinchamos su base haciendo agujeritos para que cuando suba no se hinche. Ponemos un papel de horno encima y colocamos unas legumbres para que hagan peso. Introducimos en el horno 10 minutos a 180ºC.
  9. Retiramos la base del horno, y le quitamos el papel y las legumbres.
  10. Sacamos la masa del congelador y echamos por encima el relleno. Decoramos con unos champis y metemos en el horno a 200ºC durante 40 minutos.

Trucos

  • La masa quebrada nunca se estira, se coloca sobre el molde y se hace presión para que se pegue a la base, pero si se estira, volverá a encoger.
  • Si no tenéis tiempo para esperar 1 hora de reposo en la nevera, dejadlo durante 15 minutos en el congelador. Necesita un golpe de temperatura para que la masa no se rompa.
  • Acompaña la quiche de una ensalada.
  • Sígueme en Instagram, Facebook o Pinterest
Print Friendly

Archivado en: empanadaFranciamasasalada Etiquetas:

Comentarios (2)

Trackback URL | RSS Feed Comentarios

  1. Ricardo dice:

    Gran invento las quiches! Me encantan.
    Las haces un día y el sobrante a la nevera. Al otro día, frías o calientes están mejor.
    Muy ingeniosa tu preparación, con las setas fileteadas, el corte mostrando los tomates, genial.
    Una receta de quiche más para mi colección, que mi esposa se ha vuelto especialista. Nosotros también usamos masa hojaldrada, quedan más livianas y delicadas.

Dejar un comentario